9:30-13:30 | 17:00-19:30 649 112 118
 

Guía de compras PC: sobremesa, portátil o all-in-one

Guía de compras PC: sobremesa, portátil o all-in-one

Los ordenadores, con el paso del tiempo, han evolucionado a un ritmo muy rápido. Cuando apareció el primero ocupaba una sola habitación o incluso era del tamaño de un frigorífico. Pero, en la actualidad, se han ido reduciendo sus componentes y su construcción se ha optimizado, teniendo ahora en el mercado un gran surtido de tipos de ordenador para elegir. La pregunta es: ¿cuál de ellos es el más recomendable?

EL PORTÁTIL

El ordenador portátil siempre ha sido todo un clásico. En los años 90, con pantalla en blanco y negro, ya estaban presentes en el mercado. Era la opción más buscada para los que no podían viajar sin su ordenador.

El portátil es el tipo de ordenador más vendido hoy en día, ya que lo que los hace ser los elegidos es su portabilidad. No para viajar sólo, sino que también los podemos mover por la casa, en el despacho, en la cocina, en el salón,… Por otro lado, para los trabajadores que necesitan llevarlo al trabajo, no es que sea el ordenador ideal, es que es el único ordenador que se pueden permitir.

Hoy en día, es el ordenador más polivalente que hay en el mercado. Pero el mayor problema del portátil es el tamaño de la pantalla, algo reducido, y las limitaciones de tamaño que le suponen una refrigeración más compleja y, por tanto, los componentes no son tan potentes.

EL SOBREMESA

Todavía existe un ordenador más clásico, el sobremesa. Es el que tiene todos sus componentes de hardware en una caja aparte que va separada de los dispositivos de entrada y salida (teclado, mouse, pantalla o altavoces). Se les llama sobremesa porque, normalmente, son cajas horizontales que se ponían en la mesa, justo debajo del monitor.

Son los más potentes que hay, ya que sufren menos problemas de refrigeración, porque los componentes no están aglomerados en un núcleo. Además son expansibles, podemos agregar nuevas unidades de memoria, dispositivos inalámbricos, lectores de discos,… Son la mejor opción para los que buscan un ordenador potente (para jugar, edición gráfica, edición de vídeos,…).

Su mayor problema es la portabilidad. Son más pesados para transportar y requieren de hardware adicional, como altavoces o pantalla.

EL ALL-IN-ONE

El hecho de que los componentes de los ordenadores se puedan reducir al máximo, ha llevado a que nazca el All-in-one, un ordenador que lo tiene todo en un solo bloque. Lo enchufamos a la red eléctrica y con un teclado y mouse ya tenemos ordenador completo. Su CPU, la memoria y la pantalla están en un mismo núcleo.

Lo mejor de ellos es que son compactos, a la vez que cuentan con pantallas más grandes que un portátil. Son menos ruidosos que los sobremesa e incluso que los portátiles. Sobretodo, son más elegantes, sus fabricantes cuidan mucho el diseño de ellos. Se pueden transportar con relativa facilidad, aunque no podremos utilizarlos sino los enchufamos a la red eléctrica. Suelen ser más potentes y son una herramienta muy útil para los que tienen que utilizar el ordenador muchas horas.

Su problema es que no acaban de ser tan potentes como los de sobremesa, y tampoco tan portables como los portátiles. Son una opción muy específica.

 

Deja un comentario